Los Ángeles nos dicen


Nuestros amorosos amigos celestiales me han dicho que por favor envié un mensaje de esperanza piden que no desesperen ante estas situaciones que están evidenciando ahora, pues son tiempos donde las vibraciones se han acelerado por la evolución misma de nuestro planeta que ha generado en nosotros tener que asimilar situaciones nuevas de forma inesperada y que a veces generan tristeza, decepciones, angustia, sufrimiento, separaciones, carencias, enfermedad y se ha entrado en una rutina de nunca acabar terminando por acostumbrarnos a vivir de esa forma y las lagrimas y el dolor convirtiéndose en parte del menú del día, que es la hora de cambiar que te ayudaran si se los pides.
Pues bien, nos invitan los Ángeles que analicemos nuestras vidas, escribamos exactamente de qué queremos desprendernos, que es lo que ya NO queremos que se manifieste, hay que hacer la lista en un solo momento sin pensar escribe tus “problemas”. Y en estado de relajación vamos a “ver” cada problema (que puede ser causado por personas) como un MAESTRO para nosotros pues cada uno de ellos te está enfrentado con una parte de tu ego o con un miedo que aun no has superado. Por difícil que parezca ser esta experiencia es un aprendizaje para cumplir con tu misión.
Es como cuando estamos en el colegio cuando aprendemos una lección pasamos a otra verdad? Es más o menos igual, tomando nuestros problemas como aprendizaje reconociendo de esta forma, pregunta:
Amado ángel que tengo que aprender a través de esto?….y espera la respuesta, si no viene ninguna respuesta a ti no te preocupes solo acepta que esto algo te enseña y agradece.
Aprovecha la enseñanza de estos maestros agradece su presencia en esta etapa de tu vida, seguramente que no te darán ganas de hacerlo y aunque parezca difícil es la mejor forma de abrirte a lo que sientes y recibir el aprendizaje.

Cuando hemos tomado conciencia de esto, vas a ver como de forma instantánea y casi mágica llegan a ti las soluciones para cada cosa, las personas o las ideas fluirán, pues esa experiencia ya no es necesaria para ti entonces pasa.

Enciende una vela de color blanco, recuerda la luz de la vela es la manifestación física del fuego sagrado y dedícala a tu Ángel haz una oración:

“Ángel Mío protector, dame la fuerza para realizar los propósitos de crecimiento interior de colaboración y de servicio, mi voluntad es pura, potenciada con tu fuerza ayúdame en las cosas cotidianas, en las materiales y espirituales desarrolla en mí tus dotes, que yo vea mis defectos y que posea compasión y paciencia, guía mis pensamientos los deseos, las acciones hacia aquello que es más justo para mi crecimiento espiritual y dame la capacidad de aceptar lo que no logro comprender.”
Luego tomas el papel donde has escrito tu “problema-Maestro” y con todo el amor del que seas capaz de sentir latir en tu corazón, se lo entregas a la luz de los ángeles.

Por último me dicen que recordemos que ellos están con nosotros, que en la medida en que queramos mejorar y apliquemos la enseñanza en la vida diaria, ellos y toda los seres de luz que tenemos alrededor reconocerán el esfuerzo y nos ayudaran, te piden que CONFIES, TEN FE.
Recuerda que si quieres sintonizarte con ellos y aprender, puedes hacerlo a través de los cursos o sesiones privadas contáctame por email.

No hay comentarios: