Los Cuatro Arcángeles

Son los oficiales del cielo, son seres altamente lumínicos que con gran amor han decidido desde tiempos inmemorables trabajar en la ayuda y defensa de la humanidad, son los príncipes del ejército de Dios, aunque Miguel es quien lleva el comando supremo. En casi todas las religiones se ha reconocido a estos cuatro seres alados:


Arcángel Miguel

Su nombre significa “Quien como Dios”, dominador del elemento fuego San Miguel Arcángel con su espada de luz azul- cristal, es el gran defensor de la humanidad, asumió voluntariamente la tarea de luchar contra las fuerzas del mal, es por eso que ha merecido tener un lugar en cada iglesia y su imagen es vista en casas y sitios que se quieren proteger. Se le representa con una armadura y pisoteando la serpiente la cual significa solo la maldad que existe en nosotros y en los demás. San Miguel es el gran aliado para los moribundos pues si se le invoca él vendrá y cortará las ataduras espirituales y físicas de la persona asegurando una suave transición. Su imagen representa la justicia, la fuerza, podemos confiar en que cuando nos dirigimos a él y le invocamos con su hueste angelical acude a defendernos sin importar que tan grande sea tu problema o adversario, quédate tranquilo porque te ayudará a combatir y sentirás una fuerza y fé inquebrantable por lo que te mantendrás firme y vencerás tus males. Cuando quieras proteger a alguien o algo, San Miguel.






Arcángel Gabriel




Su nombre significa “Dios es mi Fuerza”, se le considera el mediador entre el cielo y la tierra, es el ángel de la Anunciación, Resurrección, Misericordia y de la Muerte. Es el dominador del elemento Agua es el custodio de la creatividad expresada en todos los campos de la mente humana, abre la mente del hombre en la comprensión del genio y la belleza, influencia la “concepción” de las ideas. “me plazco en el mensaje de amor, hermandad, reino y libertad”, dijo en una de sus apariciones y explicó que con su amor nos ayuda a expresar la verdad abierta y honestamente, a honrar y atender nuestra voz interior. Si tu corazón sufre por una situación física o moral, invócalo que él acudirá en tu alivio. Tu ángel custodio y el de todos está bajo la supervisión de Gabriel, invócalo para tu evolución y revelación de las cosas.




Arcángel Rafael

Su nombre significa “Dios que Cura”, es quien cura a los enfermos de cuerpo y alma y por eso se le suele ver adornado con signos botánicos. Domina el elemento tierra y es el médico del cielo. Es el inspirador para los profesionales de la salud, ellos deberían siempre estar bajo la tutela de Rafael y sus ángeles para lograr la sanación. San Rafael nos regala el don de la curación, nos muestra como curarnos a nosotros mismos, nuestras dolencias físicas y emocionales, es el consolador en las dificultades presentes si tienes una enfermedad acude a Rafael, bajo su influencia tendrás la fuerza física, el brillo personal y el éxito para superar lo que sea.






Arcángel Uriel


Su nombre significa “luz de Dios, Fuego de Dios”, en su papel más conocido se le reconoce como el Arcángel de la Salvación y el arrepentimiento. Se le considera el guardián de las emociones y el corazón. Domina el elemento aire y se dice que está parado en las puertas del Edén con su espada ardiente vigilante de negar la entrada a aquellos que se han olvidado de amar pero también nos da la llave para entrar al mundo del amor propio, del conocimiento de Dios, de su yo interior pues es el camino para develar tu real esencia. Uriel nos envuelve con Amor Divino, perdón incondicional y la abundancia ilimitada de Dios.

No hay comentarios: