Los Angeles del Agua


Es increíble la forma como nos formamos hábitos y rutinas que repetimos todos los días de una manera mecánica  sin ser conscientes de lo que estamos haciendo.  Por ejemplo, cuando pregunto qué haces todas la mañanas cuando se despiertan? Normalmente responden, que rezan se levantan hacen el desayuno etc., y les digo, rezan en la cama? Si, y es ahí donde empezamos mal.

Quisiera darles algunos consejos de la forma correcta de despertar y empezar el día. Una de las primeras tareas cuando estás en el sendero espiritual es la de  purificarte mediante el agua.  Se dice en la cábala que cuando el hombre duerme  se pegan espíritus impuros a nuestro cuerpo y cuando despertamos mantenemos esas energías en nuestras manos y cara, de ahí la importancia de que laves tus manos y rostro antes de cualquier cosa que quieras empezar a hacer, es más de ningún modo toques con las manos tus ojos. No  hay que levantarse abruptamente, más bien despertamos con calma y tratamos de retener los recuerdos de lo que hemos soñado, saludas el nuevo día con amor en tu corazón y prendes la luz si aun es de noche. 

¿Has sido consciente de cómo te estás duchando?  Cuando uno se baña rápidamente ¿te das cuenta que se queda como desmagnetizado? Bueno de ahora en adelante lo más importante es que tengas tu consciencia en ese baño, ya que es un acto  sagrado como el  comer. Siente como te refresca al contacto con tu piel, esta sensación de frescura aclarara tus pensamientos y entonces vendrán a ti ideas nuevas.  Luego le  hablas con respeto y gratitud al agua “Saludo y bendigo a los ángeles del agua, a las Ondinas, y en nombre del amor y sabiduría de Dios, que de la misma forma que limpio y lavo mi cuerpo físico, se lave y limpie  mi cuerpo mental y eterico. Que todas las impurezas y pensamientos-sentimientos negativos salgan de mí ahora! Amén. Y vas a ver cómo te sentirás más liviano y si estabas angustiado, inquieto o atormentado te sentirás tranquilo y en armonía.

El agua es un receptor y transmisor cuando tomas conciencia de esto puedes trabajar con ella, por ejemplo lava tus manos con frecuencia durante el día, así puedes colocar tus manos sobre algún vaso de agua y calificarla con lo que necesites, si tienes un dolor un malestar o rabia, sencillamente le hablas con amor y le pides que te limpie de…. lo que este sucediendo y vas tomando sorbo a sorbo. Por lo tanto no tomes agua que haya quedado expuesta a los rayos de la luna, ni que este estancada, pues se ha cargado de las energías que rondan en la noche.  Los Ángeles están por todas partes y las ondinas son los elementales del agua.
El agua en nosotros representa nuestras emociones, así que busca tu manantial interno y deja que fluya tranquila y armónicamente, escucha el agua como corre llevándose en su travesía todo lo que ya no te sirve para tu crecimiento espiritual. Ahí están tus Ángeles, ayudándote y guardándote en todo momento!

Si deseas tomar los cursos o consulta escribe a mi correo. Que el amor se manifieste abundantemente en tu vida y la luz de los Ángeles te  acompañe y guíe  todos tus pasos durante esta semana.